Bjork

Antes de convertirse en la reina del rock experimental y extravagante, Bjork – nada menos que la única mujer que conforma este listado de inspiradores- transitó numerosos caminos musicales que le permitieron concebir una mirada única, una forma personal de encarar el proceso de composición y distribución artística.

 

La islandesa comenzó coqueteando con el post punk y el rock alternativo (fue líder de The Sugarcubes, una de las primeras grandes bandas que logró trascender la frontera de Islandia), el jazz tradicional y la electrónica. Con su potente voz, de una amplitud extraordinaria, se hizo camino en la industria global como solista gracias a éxitos como “It´s Oh So Quiet”, “Human Behaviour”, “Hyper-ballad” o “Army of Me”.

Pero también Bjork supo rodearse de buenos amigos: entabló relación con grandes directores (como Lars von Trier, para el que interpretó el papel de Selma, la protagonista de Bailarina en la oscuridad, o Michel Gondry) y renombrados diseñadores como Alexander McQueen, al que le encargó la portada del disco Homogenic (1997), por ejemplo. Los diseños extravagantes usados tanto en las alfombras rojas (es icónico el vestido de cisne que se puso para la entrega de los Oscar en 2001) como para sus presentaciones en vivo se convirtieron su estilo en una marca registrada.

Con Biophilia, su penúltimo disco editado en 2011, Bjork revolucionó los modos de distribución y consumo, siendo el primer disco que también fue entregado junto a una aplicación: el proyecto combinó la música con innovaciones tecnológicas y temáticas relacionadas a la ciencia y la naturaleza, con talleres educativos para niños y una presentación en vivo sin precedentes.

  • Buenos Aires Ciudad
  • Swiss Medical
  • Hipodromo Argentino de Palermo
  • Maybelline
  • Dot

Copyright 2016 S.A. La Nación | Todos los derechos reservados. fashionmeets@lanacion.com.ar