Sandro

Único representante vernáculo de estos inspiradores rockeros, Sandro fue nuestro Elvis Presley.

 

Nacido Roberto Sánchez, forjó la leyenda del gitano romanticón que gracias a su inconmensurable carisma y sex appeal terminó encarnando un fenómeno social, trascendiendo el cuerpo del mero cantante y actor, un verdadero artista de la seducción.

Con temas que luego conformarían el cancionero fundamental del rock nacional (y serían versionados por las bandas más representativas de las generaciones sucesivas) como “Quiero llenarme de ti”, “Tengo”, “Rosa Rosa”, "Penumbras", "Una muchacha y una guitarra", Sandro se convirtió en Sandro de América, el álter ego matador que llenaba estadios y provocaba, con la gravedad de su timbre y sus movimientos hipnóticos, el delirio de sus fans, a las que llamaba “las nenas”.

Dueño de un porte y magnetismo únicos, los trajes impolutos, las camisas abiertas y hasta su icónica bata definieron un estilo que, por sobre todo, lograba conservar la elegancia tanto arriba como debajo del escenario.

  • Buenos Aires Ciudad
  • Swiss Medical
  • Hipodromo Argentino de Palermo
  • Maybelline
  • Dot

Copyright 2016 S.A. La Nación | Todos los derechos reservados. fashionmeets@lanacion.com.ar